En un encuentro cargado de discusión, debate y formación política, el viernes 6 de marzo comenzó, en el Complejo Habitacional de Embalse (Córdoba), el 5º Congreso Nacional Ampliado, que organiza el Movimiento de Participación Estudiantil (MPE). Del mismo participan diferentes organizaciones político-estudiantiles, sociales y movimientos latinoamericanos que se acercaron al momento de formación más importante que tiene la juventud organizada en el país.Con la consigna marcada en conocer cuál es el rol de la juventud en los procesos de cambios que se viven en los países de América Latina, Gabriela Carpinetti (Juventud CTA), Emilio Almada (FECOOTRA), Rocío Olguín (MILES), Carlos Soto (J-PSUV), Claudia Fleitas (Movimiento Popular Libertador San Martín), Tomás Domínguez (Movimiento San Martín) y Lucas Aguilera (CANPo), dieron sus puntos de vista con relación a los caminos a seguir para lograr la segunda y definitiva independencia.

Luego de atravesar procesos diezmados por los sucesos políticos-económicos, la recuperación democrática que fue recuperada en el estado teórico, pero no en el real y práctico, permitió que la militancia social encuentre una figura trascendental, como Néstor Kirchner, para poder creer y recibir políticas de Estado. “Llegó un gobierno que da respuestas a los pedido que se venían reclamando, pero la pregunta que tenemos que hacernos los jóvenes profesionales, es como ese Estado puede llegar a ser más eficiente y eficaz, que resuelva el problema de la desigualdad e inequidad que sufre la sociedad, pero por el proceso que estamos atravesando”, acotó Carpinetti.

Con la obtención de nuevos derechos, logros que alcanzan a cada uno de los ciudadanos y la generación de políticas públicas que benefician la educación, la joven integrante de la CTA aseguró que “la gente empezó a recuperar el autoestima y es por eso que exige muchas más reivindicaciones y demanda nuevos estímulos”. La optimización del Estado, con la participación de los movimientos estudiantiles y obreros, la recuperación del trabajo gremial y la sintonía de todos estos con el pueblo, permitirá que Argentina pueda seguir cambiando y sea transformada en cada uno de los frentes. En ese sentido, Emilio Almada, de la Federación de Cooperativas de Trabajo, insistió en que el cambio y la unidad que logran los jóvenes, solamente “se puede lograr desde el conjunto, desde el trabajo en grupo”.

El momento que estamos atravesando permite que los futuros profesionales que se forman en las universidades puedan definir cuál va a ser el perfil para el que se van a involucrar. La importancia de potenciar el desarrollo nacional y la economía social son los puntos básicos que definió Almada en su discurso. Para lograrlo, cada uno de nosotros debe adquirir un sentido de pertenencia con la obtención de derechos plenos. “En este país estamos demasiado cómodos, como dijo Cristina hace unos días. Es por eso que tenemos que defender el rol de cada uno de nosotros para seguir reivindicando”, atribuyó Rocío Olguín, militante social del MILES. “Si tenemos jóvenes, trabajemos para que ellos también se involucren, para que no piensen solo en su realidad personal, sino que logren trabajar en proyectos cooperativos también. Sólo desde ese camino todo va a ir cambiando y avanzando”.

En el contexto latinoamericano, Carlos Soto, integrante de la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, aseguró que todo proceso está atravesado por una historia que no podemos ignorar y que nos ayuda a verificar que América Latina es otra con relación a tiempos anteriores. “El joven rebelde siempre ha estado presente en cada lucha, desde Bolivar, pasando por San Martín, llegando al Che y Fidel Castro, hasta la avanzada que lograron Néstor Kirchner y Hugo Chávez en estas últimas décadas”, alegó.

América Latina ha convertido su historia en nuevos procesos que permiten construir una unidad entre los países que lo integran y cambios que nos toca vivir, pero que debemos seguir haciendo y trabajando para lograr una patria libre, justa y soberana. “Es importante que nosotros como jóvenes, en este año difícil no solo para Venezuela sino también para Argentina, definamos si queremos seguir teniendo patria. Los que somos protagonistas no podemos permitir que triunfe el eje del mal por sobre la dignidad, igualdad y soberanía de un pueblo”, enfatizó.

Con la articulación como base fundamental, los movimientos populares cumplen un rol esencial en las mesas de organización que reúnen a cada espacio político. Claudia Fleitas, del Movimiento Popular Libertador San Martín de Rosario (Santa Fe), estableció que “esto no nació de un repollo”, ya que se maduró políticamente, aportando día a día, con la necesidad de contagiar a todos los compañeros que aún no se convencen de los sueños que se pueden llegar a cumplir. “Estamos convencidos que vamos a transformar diferentes realidades, desde la alegría y el compromiso”, siguió Fleitas.

El dirigente juvenil del Movimiento San Martín, Tomás Domínguez, reafirmó la construcción generacional que están realizando desde su lugar. “Lo hacemos porque, somos una generación que encontró la política como una forma de construcción”, dijo. El rol de la juventud tiene que ser la rebeldía en cada espacio, donde pueda pensarse una universidad distinta, en base a un desarrollo nacional, en conjunto con los diferentes sectores que integran el eje ordenador, como son los diferentes espacios de la comunidad universitaria y el movimiento obrero. “Tenemos que ser la garantía. Tenemos que transmitir esto en todos lados, para preservar los años de reivindicación histórica, que no pueden quedar en manos de los traidores a la patria”, expresó Domínguez.

El último en generar su opinión fue Lucas Aguilera, referente de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPo). El dirigente aseguró que “la juventud, como palabra juventud, no sirve para nada, porque no tiene contenido. Hay juventudes que son oligarcas y que no responden al pueblo”. La juventud revolucionaria debe ser la que tenga un plan, un programa, la estrategia y una organización bien clara en la cabeza de cada compañero. “Hay que hacer crisis, romper parámetros. Confiar en los que tenemos al lado, creer en los militantes sociales, porque ellos fueron los que lucharon porque nuestra universidad siga en pie luego del neoliberalismo. Son los que tienen el plan en la cabeza”, acotó. Hay que organizarse, ser solidarios, no perder de vista el plan que uno tiene como movimiento estudiantil. “Hay que trabajar, todos los jóvenes hicieron historia, pero con un plan en la cabeza. Tenemos que luchar para que las materias troncales en las universidades sean políticas. Ustedes le dejan, a las generaciones que vienen, la lucha que están haciendo ahora. Hay que llenar la universidad de negros, para que no sea tan cerrada. Tienen que aprovechar, porque se puede perder la batalla política-económica pero nunca se debe perder la batalla moral”, finalizó.

Panel de apertura, 5° Congreso Nacional Ampliado

Panel de apertura, 5° Congreso Nacional Ampliado

El artista colombiano Subone Chaves, pintando la bandera del MPE

El artista colombiano Subone Chaves, pintando la bandera del MPE

Conmemoración de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, México

Conmemoración de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, México

 

Encuentro de organizaciones sociales y territoriales

Encuentro de organizaciones sociales y territoriales

 

Pin It on Pinterest

Share This