MasJuntas

Ley

Casos

"¿Quéres que tu hijo nazca? Entonces quédate piola"

Anael (24) es mamá de dos nenes uno de ellos fallecidos, se muestro orgullosa de su segundo hijo Valentín y recuerdo con nostalgia a su primerizo Benjamín, con quien sueña de vez en cuando y parece no alcanzar su corazón para acunar esa tristeza que a veces la agobia. Anael o Nani como la llaman todos los que la conocen cuenta que de su primer hijo Benjamín rompió bolsa antes de tiempo entonces fue al Nuevo Hospital San Antonio de Padua ya que no tenía mutual en ese momento, donde la internaron y los recuerdos que guarda de ese lugar no son los mejores. “Me revisaron y me dijeron que tenía que estar el máximo tiempo posible ahí para que el bebé aguantara, entonces yo rompí bolsa y tenía un apósito, pero yo me había internado a las doce y a las ocho de la noche tenía todas las sábanas mojadas y le pedí a la enfermera que por favor me las cambiara y me dijo que no, que iba a tener que esperar al otro día para que me las cambiaran” así comenzó contando el trato denigrante en el hospital público de la ciudad.

Continuo “en el hospital no me dejaron bañar, hacia pis en una chata y a veces tenía ganas de orinar y tenía que esperar a que una de las enfermeras se desocupara para que pudiera venir a ayudarme”.A la hora de tener su segundo hijo Anael por terror a pasar por lo mismo que en el primero se puso

 

a investigar cuales eran sus derechos y se encontró con dicha ley.

– ¿Vos sabias que existe la ley del parto respetado?

– Si lo sabía, lo sabía de antes de tener a Valentín.

– ¿Cómo fue tu segundo parto?

– A mi segundo hijo lo tuve en la Neoclinica, la anestesista apenas entro me dijo:¡que feo mira cómo te quedo la panza toda estriada eso no se te va más! y eso que era una mujer  y siguió ¿cuantos años tenes vos? y le conteste 21 y me dijo ¡Ay que hacías que no estabas estudiando y estas teniendo un bebé! ¿terminaste de estudiar por lo menos? Ahí deje de responderle.

Además yo tenía terror a la hora de la anestesia entonces cuando me metían la aguja me movía y la sacaba y la anestesista me dijo ¿vos querés que nazca tu hijo? ¡entonces quédate piola! y así me quedé. Pero sentí el corte y el pinchazo porque no esperaron que me hiciera efecto la anestesia. Relato Anael.

-¿Pudiste ver a tu bebé después de tenerlo?

– Si me permitieron ver a mi bebe y cuando me emocione vino una enfermera y me dijo no llores no llores.




"Me cosieron sin anestesia, a sangre fria"

Karina Massaccesi (33) es mamá de dos niños, Ignacio y Sofía. Karina fue víctima de violencia obstétrica sin saber que lo estaba siendo, desconociendo que existía una ley que la ampara ante esa situación. “Entre a la Neoclinica, con 3 de dilatación, me atendió la partera y me dijo que me tenía que volver porque, debía tener un poco más de dilatación, para tener a mi hija. Me volví a mi casa y a las dos horas, cuando llegué ya tenía 8 de dilatación, ese día hacia muchisimo calor, pleno verano, cuando yo entre me pasaron a la sala de preparto. En ningún momento llegó el anestesista. Cuando Sofi nació me desgarro y el anestesista no estaba, entonces el ginecólogo empezó a gritar, a llamar a las demás enfermeras, que trajeran gasas, me empezaron a poner zonda, gasas, me empezaron a coser, sin el anestesia a sangre fría. A todo esto el anestesista nunca llegó.

Los días después que me dieron el alta, fueron muy difíciles, no tenía posición y la única respuesta que recibí del personal de salud fue del médico que le dijo a mi marido que había sido un lindo parto pero se había complicado.

¿Sabías que existe la ley del parto respetado que te ampara ante situaciones como esas?

No, no tenía idea en ese momento.

Universidad Nacional de Rio Cuarto

Facultad de Cs Humana

Comunicacion Social

Pin It on Pinterest

Share This