APRENDISAJE INVISIBLE

En una época en que todo parece predestinado a ser digitalizado parece oportuna la pregunta ¿Qué pasa con el aprendizaje cuando se mueve desde la infraestructura estable del siglo XX y avanza hacia infraestructuras líquidas [inmateriales] del siglo XXI? ¿Cómo puede diversificarse el uso de las tecnologías educativas? Tomando en cuenta la manera en que los usuarios se apropian de las nuevas tecnologías y las reinventan, ¿Podemos ampliar el potencial del aprendizaje entre pares a través de las tecnologías digitales? Bajo el supuesto de que Internet es potencialmente valioso para el auto-aprendizaje y el aprendizaje con otros, ¿Cuáles son las estrategias que adoptan los docentes del siglo XXI para convertir las tecnologías digitales en herramientas que estimulan la adaptación, colaboración e innovación? ¿Cómo estimular el desarrollo de ‘habilidades blandas’? Todo ello sin olvidar, la pregunta incómoda ¿Por qué aún pareciera que las tecnologías digitales no han generado los cambios esperados en las prácticas de enseñanza-aprendizaje? 
 
Aprendizaje Invisible (descargar Prólogo, pdf) escrito por Cristóbal Cobo y John Moravec, propone un dosier de interrogantes que buscan avanzar hacia la creación de un mapa del aprendizaje que resulte acorde a nuestros tiempos. Este trabajo, escrito a cuatro manos y en dos idiomas, analiza el impacto de los avances tecnológicos y las transformaciones de la educación formal, no formal e informal, además de aquellos meta-espacios intermedios. Este es un viaje en el cual el lector explora un panorama de opciones para la creación de futuros relevantes para la educación de este siglo.

POLITICAS EDUCATIVAS

Un ejemplo de politicas educativas es el Programa Conectar Igualdad, destinado a repartir computadoras portátiles a todos los estudiantes y docentes de las escuelas secundarias, de las escuelas de educación especial y de los Institutos de Formación Docente de gestión estatal. Conectar Igualdad y otros planes 1 a 1 tienen entre sus principales objetivos transformar y mejorar la escuela y favorecer la inclusión social de niños y jóvenes, atribuyendo al acceso y uso de los dispositivos informáticos, por sí mismos, poder de transformación social, educativa y cultural, acordes a la extendida “promesa digital” Diego levis (2015)
Dicho esto, es importante recordar que casi la mitad de la población total de Argentina no tiene ninguna clase de experiencia directa en el uso de internet. Y, aunque es posible que esto cambie con ciertas políticas educativas como las que nombramos con anterioridad nos debemos preguntar por el fruto de estas políticas.Una vez que Conectar Igualdad ha distribuido más de 4 millones de computadoras cabe plantearse una serie de preguntas. ¿Los resultados de Conectar Igualdad y de otros planes 1 a 1 están respondiendo a las expectativas iniciales? ¿Se están cumpliendo los objetivos previstos?,

Comunicación en la Educación

 
 
Para Freire establece la relación entre comunicación, educación y sociedad humana es de total implicación. En realidad no existe ser humano fuera de la sociedad y ésta no puede existir sin algún modo de educación. Más aún, la “forma” de la educación se relaciona directamente con la “forma” de la sociedad.
Cuando se habla de una sociedad crítica, abierta, plástica; entonces se habla de una educación de igual magnitud en el proceso enseñanza-aprendizaje. Y esta enseñanza, parte de la educación, exige la competencia del diálogo (comunicación), ya que sin éste no puede darse la primera, por lo tanto, estas dos áreas se conforman como una constante y han tomado expresión a lo largo de la historia en lenguajes como la danza, el teatro y los cantos, entre otros. Así mismo, con el avance tecnológico de cada grupo social, se piensa en la pintura, la escultura, la escritura en papiro, en piedras, en cerámica y, posteriormente, la fotografía, el cine, la cartografía, la radio, la televisión, las computadoras (INTERNET), etc.
Bajo esta visión, se habla de una sociedad de la información, en la cual el individuo como usuario de algún tipo de tecnología puede “conectarse” al mundo, satisfaciendo una necesidad básica: comunicarse. 

CONTACTO

Pin It on Pinterest

Share This