Franco Bifo Berardi

Bifo Berardi  explica que “la mutación antropológica que produjo el capitalismo en la mente humana y en la vida cotidiana ha sido, ante todo, una transformación en la percepción del tiempo. Sin embargo, con la difusión de la tecnología digital, que hizo posible una absoluta aceleración, algo nuevo ocurrió. El tiempo se convirtió en el principal campo de batalla, dado que es el espacio de la mente, el tiempomente, el cibertiempo”

Cibertiempo

Se caracteriza por tener un lado orgánico del proceso, y su expansión está limitada por factores biológicos. La esfera objetiva del ciberespacio se expande a la velocidad de la replicación digital, pero el núcleo subjetivo del cibertiempo evoluciona a un ritmo más lento, al ritmo de la corporalidad, del placer y del sufrimiento.

Ciberespacio

Crecesin límites, mientras que, al contrario, el tiempo mental no es infinito. El
núcleo subjetivo del cibertiempo sigue el ritmo lento de la materia orgánica.

La sociedad disciplinaria de Foucault

Foucault habla de que el poder en la sociedad disciplinaria es el poder ejercido tanto desde arriba como desde abajo. Por un lado el poder disciplinario, de control, de regulación, atraviesa todo el cuerpo social, pero no sólo es desde el Estado, sino que el poder emerge desde cualquier ámbito del cuerpo social (como el poder de denuncia, de identificación, de separación).

La sociedad disciplinaria se caracteriza porque el régimen de producción de verdad se constituye a través de una red de dispositivos y aparatos que producen y regulan tanto costumbres como hábitos y prácticas sociales. La sociedad disciplinaria se pone en marcha a través del aseguramiento de la obediencia a sus reglas, procedimientos y mecanismos de inclusión y de exclusión, aseguramiento que se logra por medio de instituciones disciplinarias como la prisión, la fábrica, el asilo, el hospital, la universidad y la escuela, las cuales estructuran el terreno social y presentan lógicas adecuadas a la «razón» de la disciplina.


CORREPI

Dos vertientes principales en la implementación de las políticas represivas del Estado:

Una de carácter “preventivo”, cuyo objetivo es aplicar el control social a los sectores objetivamente interesados en cambiar el injusto estado de las cosas, y que por lo tanto se descarga de manera indiscriminada sobre los más pobres y los más jóvenes, que son así disciplinados en el respeto al orden y la autoridad. Son sus herramientas más frecuentes el gatillo fácil, las torturas y las detenciones arbitrarias, acompañadas por el “sobreseimiento fácil” judicial.

La segunda, de carácter “selectivo”, está destinada a los mismos sectores en sus segmentos organizados, y se aplica a organizaciones y militantes populares. Utiliza dos herramientas esenciales, la represión directa bajo la forma de ataque a movilizaciones y manifestaciones, el secuestro y tortura de militantes, las amenazas y aprietes, etc., y la criminalización de la protesta y del activismo político en sus dos narices, el primario a cargo del poder legislativo y el secundario, administrado por jueces y fiscales.

 

 

Seguimos en una sociedad disciplinaria que busca la normalización de sujeto por medio de las instituciones de los Estados. El poder se refleja en los cuerpos, la persecución, la detención arbitraria, en la portación de rostros, en la gorrita, en el miedo de salir del barrio. 

  

Informe Completo

 

 

Camila Petenatti

Universidad Nacional de Río Cuarto

Multimedia 2019

Pin It on Pinterest

Share This